El 9%

9%

El gobierno de Bachelet ha atacado con fuerza aparente al 1% más rico de Chile, les sube los impuestos a sus empresas pero los baja a sus ingresos personales, usa el lenguaje neoconservador en lo económico y anuncia lenguaje progresista que prohíbe la selección y lucro en los colegios particulares subvencionados, pero deja intacta la segregación y el lucro en los colegios particulares pagados, dice proponer grandes transformaciones pero muchos de sus “técnicos” son los mismos que construían estaciones de Metro lujosas y amplias en los barrios ricos de Santiago y estrechas y pobres en sus barrios periféricos. Los mismos que hoy hablan con lenguaje neoconservador y ejecutan políticas de supuesta orientación progresista, hace poco más de cinco años eliminaban restricciones que permitían la elusión o manejaban el presupuesto público enfocado a producir servicios para los mismos de siempre, hasta donde sabemos ninguno de ellos trabajó obligado en esos gobiernos.

Lo que podría aparecer como una contradicción, confusión o incluso un cambio de opinión, en el fondo no lo es. Es más bien un reacomodo de los sectores del 9% más rico que le sigue al 1% más rico de Chile, un reacomodo más discursivo que ideológico o político. No podría ser de otra forma, es cosa de analizar las redes familiares, sociales, educacionales y laborales donde han vivido en el país. Este 9% es de los que piensa que “en Chile todos nos conocemos”, cuando se conocen entre ellos que son la elite del 9%. Hoy, más que dar una pelea ideológica por la igualdad, lo que están dando es una pelea ideológica por mantener la segregación entre el 9% y el 80% del país, igualdad entre el 80% del país, pero segregación entre ellos y el resto del país.

Ellos envían a sus hijos a escuelas pagadas, jamás los podrán en una pública, ellos se contratan entre ellos cuando asumen el gobierno o se conectan a las empresas del 1% cuando ocupan posiciones del aparato estatal, ellos son los mismos no conocen La Pintana, El Bosque o Cerro Navia y que a lo más han ido ahí por algún “proyecto” o trabajo esporádico con alcaldes, para buscar presentarse en algún cargo de representación popular o acompañando a algún candidato en período de campaña electoral. Ellos se escandalizan por la detención de un productor musical de la elite de izquierda, pero son indiferentes o ignorantes a las miles de madres detenidas por microtráfico en las poblaciones de Santiago.

Ellos creen que decir “público e igualitario” los hace progresistas, ellos creen que el problema de la salud en Chile es por la ISAPRE, pero no entienden que la inmensa mayoría se atiende en el sistema público y una ISAPRE esta fuera de toda posibilidad para el 80% del país. Ellos son los mismos que dicen “centro-derecha” para referirse a la derecha, son los que creen que hablar de desigualdad desde un café en Ñuñoa, Providencia o Lastarria es tener conciencia social.

Hacer políticas progresistas y quebrar las segregación social de manera real en Chile implica entender que la inmensa mayoría del país vive con menos de un millón de pesos mensuales como ingreso familiar, entender que el mundo popular no es colaborar en Techo o el Hogar de Cristo, entender el mundo popular es comprender que la cultura popular de los jóvenes pasa por  el raggeton y la admiración del último icono narco del barrio, que los jóvenes radicales no son los gordos de pelo largo vestidos de negro y encapuchados que se enfrentan a los pacos en las marchas sino los jóvenes que integran las bandas de narcotraficantes en los barrios populares de Santiago y las grandes ciudades del país.

El camino de las transformaciones en Chile no pasa por el 9%, pasa porque la mayoría del país, el 80% no espere que representantes tomen sus banderas o demandas, pasa porque se construyan liderazgos desde el mundo popular, no se puede esperar que este 9% cambie radicalmente la injusticia en Chile,  a lo más harán ajustes al “modelo”, pero jamás tocarán los temas de fondo de la injusticia, los del 9% se unirán al 1% al momento de definir el salario mínimo usando la ideología económica para decir que un sueldo justo perjudica el empleo. A este mismo 9% en España ya les llaman los mayordomos de los ricos y jamás el mayordomo traicionará a los intereses de su patrón.

Ideas Progresistas y Lenguaje Conservador

Michelle

Actualmente en Chile el gobierno de la Presidenta Socialista ha presentado una reforma tributaria que apunta a recaudar dinero para financiar reformas y transformaciones profundas en el país. Sin embargo, toda la argumentación de sus técnicos, comenzando por su ministro de Hacienda, la fundamentan en la forma más derechista de llamar a los impuestos: “carga tributaria”.

Muchos tecnócratas latinoamericanos, desconocen las fuertes disputas políticas e ideológicas que se dan en el seno de la sociedad de los Estados Unidos, donde se invierten cientos de millones de dólares para investigar de manera sistemática y permanente la forma más eficiente de comunicar y ganar apoyo social y también a como combatir las posturas de sus adversarios.  Estas batallas se dan en el campo lingüísticos y no hay nada dejado al azar en la estructura discursiva y en los términos y palabras que se utilizan, dando absoluta importancia al uso de las metáforas.

El uso de las metáforas es clave para cualquier político en sus exposiciones, más aún en temas donde requiere mostrar su ideología. Si es progresista y recurre a metáforas conservadoras debilita su posición o lo hacen contradecirse en su postura, no tanto por lo que dice sino por lo que evoca a quien lo escucha. Las metáforas no son neutras en los efectos que producen en las mentes de los ciudadanos.

Al parecer muchos tecnócratas progresistas, ignoran desde que postura ideológica hablan al decir “carga tributaria”, no relacionan que “carga tributaria” es lo contrario a “alivio tributario”, metáfora que inventaron los neoconservadores republicanos en Estados Unidos. Esta metáfora fue tremendamente efectiva para buscar parecer cercanos a la gente a quien propusiera el bajar impuestos, ya que es un “alivio” frente a la “carga fiscal” que sufrían las personas. Fue un arma letal que hizo perder muchos votos a los demócratas, incluso entre personas que se beneficiaban de los programas sociales que financiaban los impuestos.

No se trata de sólo cambiar las palabras, se trata de entender las ideas que están detrás ellas y de las conexiones neuronales que provocan en las personas al escucharlas. George Lakoff ha desarrollado un amplio trabajo sobre este tema y por el lado conservador Franz Lutz ha hecho lo suyo para entrenar los líderes conservadores en la forma de enmarcar el debate.

El poder del encuadre y las metáforas progresistas

Está claro que el encuadre donde se da el debate define quien lo gana, si articulamos nuestros discursos en un encuadre conservador, siempre ganaran los conservadores. Por ello, los líderes políticos progresistas tienen que entender el encuadre desde donde hablan, pero también pueden contribuir a cambiar los encuadres que se ha usado desde el predominio de las políticas neoconservadoras, más aún cuando los tiempos actuales permiten hacerlo con mayor efectividad desde la crisis financiera mundial.

En el caso concreto de los aumentos en las tasas impositivas, hay que ser explícitos en decir, tal como nos recomienda Lakoff, las tareas escolares eran una pesada carga, pero había que hacerlas, hacer ejercicio físico es pesado, pero para mantenerse en forma y saludable es necesario hacerlo. Por esto, al hablar de los impuestos se puede decir que ellos son necesarios para invertir en un futuro mejor para la sociedad (infraestructura, educación salud, etc.). Son inversiones necesarias que generan una ciudadanía educada, sana y eficaz. Estas son las razones “programáticas”, pero hay razones morales para los impuestos, la educación y salud son importantes para la realización en la vida, por tanto una sociedad que busca que las personas sean personas realizadas requiere invertir. También, existen razones morales para invertir en una red de protección social en períodos que la gente sufre las “inclemencias de las crisis económicas”, el Estado tiene la obligación de proteger a sus ciudadanos. Además los bienes públicos, al contrario de lo que se piensa, siempre son más utilizados por las personas de mayores ingresos y no por las personas de bajos ingresos, pensemos en un solo ejemplo; ¿Quiénes utilizan los aeropuertos? ¿Las tasas de embarque (impuestos) que pagan financian la inversión pública?

A los impuestos hay que llamarlos por su nombre y no pensar que el nivel de tasa impositiva es sinónimo de “carga tributaria”, si queremos usar metáforas hay que buscar las metáforas que son consistentes con el encuadre de la ideología progresista, por ejemplo; la tasa de impuestos es el grado de solidaridad de las personas para sostener el patrimonio común.

Si hay rigor en los políticos y tecnócratas progresistas deben dedicar un tiempo mínimo para entender los efectos del lenguaje que utilizan, si es que quieren ganar la batalla en las mentes de sus electores y ciudadanos, no hacerlo puede significar que las mayorías electorales circunstanciales pueden desaparecer prontamente al ceder el campo de batalla de las ideas a los políticos y técnicos  conservadores.

Ardbeg Ten Years Old

Ardbeg Ten Years Old

 

Mi abuelo Juan me mostró muchos placeres de la vida, entre los más gratos están los puros y el whisky. Después de doce años de su partida pude retomar esas tradiciones bajo la guía de Don, transitando siempre en los single malt, no es que los blend no tuvieran un gusto adecuado para mi, pero las tradiciones muchas veces se imponen.

A los veinte años todos somos revolucionarios e intelectuales, bueno en los países cultos, pero casi a los cincuenta seguir siendo revolucionario sin causa es una tontería.

A cierta edad buscamos reencontrarnos con algunas antiguas tradiciones, no es por ser un viejo conservador, sino más bien cultivar una permanente exploración histórica.

En estas exploraciones me encontré fortuitamente con la pequeña isla escocesa de Islay (se pronuncia “eye-lah”), esta es una una tierra antigua, de tradiciones centenarias. También es un lugar salvaje e indómito, donde los monjes celtas encontraron refugio de los ataques de los escandinavos (vikingos) y fueron los primeros destiladores de contrabando de el ilícito 'aquavitae' en la accidentada bahía rocosa de Ardbeg. Esta isla cuenta con una abundante agua pesada, con suelos fértiles y grandes extensiones de una turba preciosa que hace de esta isla un lugar de peregrinación única para conocer fielmente el whisky de malta.
A mi abuelo Juan Toro Gatica

La Cafetera Francesa

Cafetera Francesa

“El café instantáneo y soluble es café seco en polvo o granulado, que se puede disolver rápidamente en agua caliente para ser consumido. El café soluble instantáneo es creado en 1901 por el químico estadounidense de origen japonés, Satori Kato. Este tipo de café actualmente es demandado por su facilidad, bajo costo y rapidez en su preparación. La denominación café soluble se reserva al producto seco que resulta de la extracción del café tostado por medio de agua potable y que contiene exclusivamente los principios solubles, sápidos y aromáticos del café.” WikipediaÉmbolo o método francesa diferencia del café instantáneo, que no se caracteriza por el excelente sabor, existe una alternativa, igual de sencilla, pero con mucho mayor aroma, sabor y cuerpo. La cafetera francesa. Al usar esta cafetera tradicional es necesario contar con un café de molido grueso y, una vez preparado, tenemos que dejarlo en reposo por cuatro minutos en el agua caliente. Luego el émbolo se baja lentamente, de esta forma el agua pasa a través del café molido y del filtro, hasta llevar el café que había quedado en la superficie hasta el fondo del recipiente que generalmente es de vidrio. Esta forma de preparación nos provee de un café muy sabroso, con un fino sedimento y un buen cuerpo, muy agradable al paladar.Primera reflexión, todo a su tiempo.La velocidad no siempre es algo necesario y tampoco es siempre deseable, muchas veces la paciencia produce valor, dejar su tiempo a que el café repose, que se mezcle lentamente con el agua para que logre una fusión entre el polvo y el líquido, permitiendo que todas las propiedades del café se logren expresar a través de la lenta y descansada. Si apuramos el proceso estropeamos la preparación, cada cosa tiene su tiempo y una mezcla que no tomó el tiempo requerido perderá al menos el sabor y cuerpo. Por otro lado, hay ciertas estabilidad y facticidad que no se alteran, por más que nos dejemos llevar por nuestras urgencias o ansiedades, no lograremos un mejor café agitando o moviendo la mezcla, calentando los componentes o cualquier otra acción. Hay que tener paciencia, esperar y darle tiempo será recompensado con un cuerpo cuerpo, sabor y aroma.Segunda reflexión, mezclas lo mismo obtienes lo mismo.La experiencia, entendida como la practica repetida de la misma forma genera resultados recurrentes. Si hemos preparado nuestro café de la misma forma repetidamente en el tiempo, con las mezclas adecuadas a nuestros gustos, si las condiciones y el contexto no cambian, siempre obtendremos una mezcla de café con un aroma, cuerpo y sabor estable, que no nos dará sorpresas o eventos no esperados. Por lo tanto, si usamos el mismo procedimiento y los mismos componentes, podemos anticipar con total seguridad el resultado de nuestro café. En este aspecto, hay mucha sabiduría en la práctica repetida más que en conocimiento o información técnica del procedimiento. Cuerpo, sabor y aroma es algo absolutamente estable y alcanzable, de acuerdo al gusto de cada cual, si repetimos una y otra vez la misma preparación.

Tercera reflexión, italiana o francesa es cuestión de opciones.

Siempre hay opciones y preferencias, mis problemas con la cafetera italiana es delicado manejo de la temperatura, el límite entre una buena mezcla de café y un café “quemado” es cosa de segundos, ya que el calor directo que requiere la preparación de la mezcla, el agua requiere llegar al punto de ebullición para combinarse con el café. Ciertamente, puede ser una falta de habilidad para manejar el calor directo, por eso tengo opción por calentar primero el agua y después mezclarla con el café. Sé que hay muchas personas que prefieren algo diferente a mi opción, pero en café y en la vida hay libertad para elegir.

Escrito el año 2004 para mi primer blog.

Puedo Prometer y Prometo

Puedo Prometer

In Memoriam Adolfo Suárez"No vengo con fáciles palabras a la conquista de votos fáciles. Sé muy bien —y lo demuestra la experiencia— que quienes alcanzan el Poder con demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro.

Lo primero que quiero advertir es que las elecciones no resuelven por sí mismas los problemas, aunque es el paso previo y necesario para su solución. Durante esta campaña electoral ustedes han oído y oirán muchos programas políticos. Pienso que todos se parecen demasiado; que todos los partidos predican aparentemente lo mismo.

Creo modestamente que en esta nueva hora de España y al pedirles su voto, no traigo mis papales en blanco ni soy una incógnita.

Prometimos normalizar nuestra vida política, gestionar la transición en paz, construir la democracia desde la legalidad, y creemos que, con las lógicas deficiencias, lo hemos conseguido.

Prometimos que todas las familias políticas pudieran tener un lugar en las Cortes, y el miércoles pueden lograrlo.

Puedo prometer, y prometo, porque después de las elecciones ya existirán los instrumentos necesarios, dedicar todos los esfuerzos a lograr un entendimiento social que permita fijar las nuevas líneas básicas que ha de seguir la economía española en los próximos años.

Puedo prometer, y prometo, un marco legal para institucionalizar cada región según sus propias características.Puedo prometer, y prometo, que trabajaremos con honestidad, con limpieza y de tal forma, que todos ustedes puedan controlar las acciones de gobierno.

Puedo, en fin, prometer y prometo, que el logro de una España para todos no se pondrá en peligro por las ambiciones de algunos de los privilegios de unos cuantos."

Actores y Empresarios

Actores

Hay una profesión a la que le tengo profunda admiración, la actuación. La gente mira a los actores y  los considera celebridades, lo que realmente hay que celebrar es como un actor se enfrenta cotidianamente a su oficio. El producto que vende es extremadamente personal, es él mismo.Venderse a si mismo implica riesgos que muy pocas personas están dispuestas a vivir y que muy pocos trabajos te obligan a hacerlo. Este riesgo es el rechazo a su trabajo. No es lo mismo vender un traje y que al cliente no le guste, existe la alternativa de ofrecer otro. Cuando a un actor lo rechazan, están desechando su trabajo, pero también a su persona. Vivir esa experiencia siempre duele y en cierto sentido humilla.Todo actor, tiene que endurecer la piel para tolerar la emoción de vivir esta humillación, algo que siempre puede ocurrir. Eso explica que no mucha gente está dispuesta a ser actor.Simultáneamente, un actor tiene que cultivar confianza en si mismo, en el trabajo que desarrolla y sentir que está en el camino correcto.Actualmente, ser empresario se parece mucho más a la vida de un actor, porque en el fondo siempre les estamos vendiendo lo que somos a los clientes. El rechazo también es un rechazo a nosotros mismos y no al servicio que vendemos. Sin embargo, cuando nos compran ocurre una experiencia emocionante, el cliente nos compra realmente porque confía en lo que haremos, en nuestros compromisos y en nosotros.Esto es lo que nos hace cada vez más parecidos a los actores y empresarios.

Roy and Diz

Roy and Diz

En la vida siempre hay ritmos, en algunos períodos o durante algunas horas hay melodías que nos guían e influyen fuertemente. "Limehouse Blues" es quizás la que más define mi gusto acelerado del ritmo sincopado de Roy Eldridge & Dizzy Gillespie en "Roy and Diz" (1954), la sonoridad y el registro alcanzan niveles pocas logrados, en mi opinión, en el jazz clásico. Sin lugar a dudas es un precursor del sonido posterior más libre y sin las ataduras de las grandes big band.Para oirlo...

El Regreso

El Regreso Interior

Desde comienzos del siglo comencé a escribir ideas, notas y reflexiones en este espacio personal, la deriva de la conversación me llevó por muchos caminos diferentes, algunos contradictorios, lo que me provocó diferentes grados de atención y tensión. Las relaciones virtuales, sobre todo con las personas que conversas, siempre tienen sus riegos, dada esa experiencia puedo decir que gané y perdí amistades en ese proceso, pero también dada la participación de algunos clientes puedo decir que gané amigos entre ellos, lo cual hace al balance totalmente positivo.

Los últimos años fueron de muchos cambios y en parte por ellos dejé de mantener conversaciones abiertas en este sitio. En las actuales circunstancias me he hecho el tiempo para poder escribir públicamente y abrir nuevas conversaciones. Con tanto "escritor" que abundan en las redes, me obligo a no desarrollar mi escuálida habilidad de cuentista, ya habrá tiempo para volver por esos caminos.

Es todo por ahora, nos vemos luego...